Sangrado de encías durante el embarazo

sangrado de encías durante el embarazo

Si estás leyendo este post, es porque quieres documentarte sobre el sangrado de encías durante el embarazo. Estás en el portal indicado, ya que justamente hablaremos de sus causas, consecuencias, prevención y algunos consejos útiles sobre este importante tema. No obstante, debes saber, que por lo general no representa ningún riesgo, suele ser transitorio debido a los cambios hormonales.

Embarazo y salud oral: sangrado e inflamación de encías

Los cambios hormonales experimentados durante el embarazo son comunes en todas las mujeres. Pueden llegar a afectar el sistema sanguíneo, que además de reflejarse en las piernas y otras zonas del cuerpo, puede evidenciarse en el delicado tejido de las encías.

A nivel bucal, el embarazo puede alterar el normal funcionamiento de las células del periodonto, ese tejido entre el diente y la encía, produciendo inflamación y sangrado. Por lo general, obedece a las bacterias alojadas en la placa y sistema inmunológico local.

De allí la importancia de proveer cuidados especiales adicionales a todo el cuerpo en la gestación. Esto incluye los dientes y encías, ya que mantener una boca saludable en el embarazo es fundamental, puesto que se reflejará en una gestación saludable integral.

Debiendo por tanto, prestar mayor atención al cepillado dental, al hilo dental y visitas al odontólogo, garantizando unos dientes y encías sanos. De tal forma, si estás embarazada, y tienes señales de sangrado en las encías, continúa leyendo. 

¿Cómo puede afectar el embarazo la salud bucal?

Como bien se refirió, durante la etapa del embarazo tiene lugar un desorden hormonal, unas mujeres más que otras, pero siempre se evidencia presenta algún daño colateral sea en la piel, la circulación, y por supuesto la cavidad bucal, entre otras. 

Contrario a lo que suele creerse, no está comprobado que el embarazo ocasiona caries. De tal modo, que si durante esta etapa se presenten caries, puede deberse a otras causas, pero no es por la gestación, pudiendo ser por:

  • Descuido o una pobre limpieza y hábitos bucodentales: esto conlleva a la acumulación de placa bacteriana, que sin duda afectará el esmalte dental, indistintamente del embarazo.
  • Alteración en los horarios de las comidas: lo ideal es evitar ingerir comidas ricas en azúcares, como chucherías, zumos envasados, sodas, u otros. Algo muy frecuente en las embarazadas.
  • Reflujo o acidez estomacal: esta condición puede llegar a erosionar el esmalte dental, logrando o propiciando la aparición de caries, pudiendo aparecer sangrado inusitado durante el embarazo.

Dolor y sangrado en las encías ¿Por qué ocurre?

Yendo un poco más allá de los efectos de las hormonas en el sistema sanguíneo durante el embarazo, es posible desarrollar incluso gingivitis. Esto puede conllevar a una inflamación severa en las encías, lo que a su vez causa dolor bucal, con el consecuente sangrado de encías. 

La gingivitis puede aparecer en el segundo mes de gestación, y llegar inclusive al octavo mes, y suele desaparecer o al menos mejorar, luego del parto. Ahora bien, si previo al embarazo se padece de gingivitis, posiblemente se mantenga toda la etapa de gestación, y que además, se agrave.

Ocasionalmente, puede aparecer el llamado granuloma de embarazo, una lesión presentada en la encía, conllevando a un sangrado repentino con facilidad, igualmente, suele mermar o desaparecer luego del parto.

No obstante, debes saber que el desorden hormonal presente en las embarazadas es casi imposible controlarlo en esta fase de la vida de mujer, aunque ciertamente, se pueden evitar los factores que provocan inflamaciones durante la gestación.

Pero ¿Por qué el sangrado?, las encías pueden sangrar con el embarazo debido al aumento sufrido en la irrigación sanguínea a todo el organismo, por lo que la cavidad bucal no está exenta. Igualmente, por los altos niveles de progesterona, que excita las encías, promoviendo así la aparición de placa bacteriana acumulada en los dientes.

RebajasBestseller No. 1
Parodontax, Complete Protection, Extra Fresh, Pasta de Dientes con Flúor, Ayuda a Detener y Prevenir el Sangrado de Encías, Pack de 3 x 75 ml
  • Pasta de dientes que ayuda a detener y prevenir el sangrado de encías, reduciendo la inflamación y el enrojecimiento
  • Complete Protection aporta 8 beneficios especialmente diseñados para conseguir unas encías sanas y unos dientes fuertes
  • Contiene flúor, para una máxima protección contra las caries y la acumulación de la placa en la zona próxima a las encías
  • Su uso diario, 2 dos veces al día, garantiza una protección duradera y eficaz contra las bacterias y la inflamación de las encías, hasta 4 veces más eficaz que una pasta normal
  • Pack de 3 unidades de 75 ml cada unidad

Tratamientos dentales y riesgos durante el embarazo

Si estás embarazada, y tienes problemas en las encías, posiblemente la mayor preocupación sea el tipo de tratamiento bucodental y sus riesgos para el bebé. No hay de qué preocuparse, ya que en la consulta con el especialista se indicarán medicamentos inocuos para el feto, por lo general se asocian a rutinas de higiene oral.

Durante el 1er. trimestre del embarazo, lo común es atender urgencias, mientras que para el 2do. trimestre, es posible que el odontólogo solicite algún tratamiento dental más específico, pero siempre cuidando que no represente ningún riesgo para el bebé, como anestesia local,  para atender alguna intervención.

Ahora bien, en aquellos casos de estudios radiológicos, que permitan precisar algún diagnóstico, así como control de tratamientos, tampoco hay riesgos, puesto que los rayos nunca se dirigen al abdomen, además que la cantidad de radiación es mínima, razón por la cual se realiza con total seguridad para el bienestar del bebé.

Mientras que ya para el último trimestre, en vista que el volumen de la panza ya adquirió su totalidad, los tratamientos pueden ser molestos, pero es por el tiempo que se debe pasar en posición sentada en la butaca dental, y no por otro tipo de inconveniente.

5 datos a tener en cuenta del embarazo y el sangrado

Ya se ha mencionado que durante el embarazo las mujeres experimentan diversos cambios en su cuerpo, lo cual incluye dientes, boca y encías, sin mencionar otras asociadas.

Por ello, y para mayor tranquilidad durante esta linda etapa, a continuación dejamos 5 datos importantes que toda embarazada debe conocer y tener presente:

  • Casi el 50% de las mujeres presentan gingivitis durante el embarazo, aunque esta enfermedad de las encías suele ser leve.
  • La mayor parte de los casos de gingivitis tiene solución, o desaparecen por sí mismos una vez culmina el embarazo.
  • La alteración hormonal presentada en la gestación puede llegar a irritar las encías, generando inflamación y enrojecimiento en este delicado tejido bucal.
  • Es importante mantener y reforzar la higiene oral, es decir, cepillar los dientes por lo menos 2 veces al día, además de usar hilo dental, al menos 1 vez al día.
  • Visitar al odontólogo para saber qué opciones se tienen para garantizar la salud oral durante el embarazo.

Es común que en el embarazo aparezca un pequeño bulto o nódulo benigno, inocuo e indoloro en las encías, este puede sangrar cuando se cepillen los dientes. Este granuloma piógeno puede estar en cualquier zona del cuerpo, pero son más habituales en la boca.

Consejos para la salud dental durante el embarazo

Es necesario reiterar que la mejor medida para evitar el sangrado de las encías durante el embarazo y luego del parto, es adoptar buenos hábitos alimenticios y de higiene. En general, esto garantiza una boca sana, previo, durante y postparto; y es además, una tarea simple:

  • Mantener una alimentación saludable y equilibrada, conjuntamente con una buena rutina de higiene oral, está probado que es la mejor forma de mantener unas encías sanas, libres de inflamación y sangre en el embarazo. 
  • Cuidar el cepillado luego de cada comida, además de usar un cepillo de cerdas suaves. 
  • Visitar al dentista durante el embarazo, así como seguir el esquema de consultas.
  • De requerir medicación, sean antibióticos o analgésicos, debe ser el dentista quien prescriba el tratamiento para no afectar al bebé.
  • No consumir alcohol o tabaco, porque además de posibles riesgos para el  bebé, puede ser dañino para las encías.