Tabla de contenidos de este post

Qué son los puentes dentales y cómo funcionan

Si has perdido recientemente un diente, ya sea por una lesión, una afección médica o por causas naturales, es posible que te preguntes qué opciones tiene para recuperar tu sonrisa. Un diente perdido puede crear un hueco antiestético, pero a menudo es más que un problema estético.

También podrías experimentar dolor al masticar, molestias en la mandíbula u otros problemas causados por un cambio en la mordida.

Una de las soluciones más comunes a este problema es la colocación de un puente dental en la boca. Si no has pasado por este procedimiento antes, es útil entender el proceso y lo que puede esperar.

¿Qué es un puente dental?

Un puente dental es una solución cuando se ha perdido un diente, o cuando se tiene un hueco que hace que los otros dientes se aflojen. Este diente de reemplazo llenará el espacio donde falta algo, creando una apariencia natural mientras ayuda a restaurar el diente perdido.

Hay cuatro tipos principales de puentes, tu dentista determinará cuál es la opción adecuada para cada situación. Un puente tradicional es el tipo más común, que incluye uno o más dientes falsos sujetos con coronas. Estas coronas se cementan a los dientes que rodean al diente que falta.

Otra opción es un puente en voladizo, que se apoya en una corona sólo en un lado. Si sólo tiene un diente al lado del que le falta, puedes tener este tipo de corona asegurada en tu boca. Los puentes Maryland ofrecen un enfoque más conservador, ya que utilizan una estructura de porcelana o metal para mantener el diente falso en su lugar.

Estos puentes no son tan resistentes como los cementados, por lo que los dientes que tienen mucha fuerza de mordida no podrán aguantar con un puente Maryland.

El último tipo es un puente soportado por un implante, que se utiliza a menudo cuando tienes más de un diente perdido. Estos puentes se mantienen en su lugar gracias a los implantes, que se fijan a tu mandíbula para la máxima estabilidad. La mayoría de los dentistas colocan un implante por cada diente que falta.

puente dental

Colocación de puentes dentales

La colocación de un puente dental no es un procedimiento quirúrgico, por lo que permanecerás despierto durante todo el tratamiento. Sin embargo, si estás nervioso o incómodo por la idea de pasar por ello, tu dentista puede proporcionar sedación suave para ayudarte a relajarte y sentirte más cómodo. 

Tu dentista también adormecerá la zona de la boca con anestesia local inyectando la anestesia directamente en las encías. Esto suele ir precedido del uso de un ungüento anestésico tópico, colocado en las encías para minimizar las molestias de la inyección.

El primer paso en la colocación de un puente dental es tomar impresiones y medidas de su boca. Esto asegura que su puente hecho a medida se ajustará correctamente y se sentirá cómodo. Es probable que tengas que morder una pieza blanda de espuma para crear la impresión.

Si es necesario, tu dentista puede colocar coronas temporales si sus dientes están comprometidos, ofreciendo protección mientras esperas a que se cree el puente. Durante la intervención, se retirarán las coronas provisionales y el dentista aplicará el cemento que mantiene el puente en su sitio.

Dolor durante y después del procedimiento

Durante el procedimiento, no deberías sentir dolores agudos debido al uso de anestesia local. Sin embargo, tendrás que mantener la boca abierta durante varias horas, por lo que es posible que sientas alguna molestia o dolor en la mandíbula.

Los analgésicos de venta libre suelen resolver el problema. También puedes colocar una bolsa de hielo en la parte exterior de la mandíbula.

Recuperación

Una de las mejores cosas de un puente dental como opción de tratamiento es que la recuperación es mínima. De hecho, puedes comer normalmente tan pronto como el puente se haya colocado en la boca. 

La mayoría de los pacientes no tienen ningún problema para adaptarse al puente, pero si sientes algún dolor, podrías tener una aspereza en el puente que tu dentista puede arreglar realizando un ajuste.

Beneficios de los puentes dentales

Los puentes dentales ofrecen una serie de ventajas. Este sencillo procedimiento proporciona un atractivo resultado estético que elimina los huecos y crean una sonrisa uniforme y bonita. 

Cuando te faltan uno o más dientes, también puedes sufrir problemas al morder y masticar. La sustitución de los dientes con puentes eliminarán cualquier problema que puedas experimentar al comer. 

El habla también puede verse afectada por la falta de un diente, por lo que rellenarlo con un diente postizo te permitirá hablar con normalidad.

Con el tratamiento adecuado, la falta de un diente o un diente dañado no tiene por qué afectar al aspecto de tu sonrisa ni al estado general de tu boca. Los puentes dentales ofrecen una serie de ventajas, por lo que si tu dentista te recomienda este tratamiento para su dolencia, es una excelente opción.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp