Tabla de contenidos de este post

Por qué algunos Amish se extraen todos los dientes

Por qué los Amish se extraen los dientes de la boca no es ningún misterio. Esta práctica cruel y dolorosa se realiza en algunas comunidades religiosas.

Mucha gente se sorprende al saber que a los Amish no les importa mucho la salud y la apariencia de sus dientes, y especialmente sus sonrisas y bocas.

Aunque no es un rito practicado por los distintos tipos de comunidades de menonitas, si que es un ritual que se lleva a cabo incluso a una edad temprana.

Aunque esta creencia puede oponerse dramáticamente a la visión moderna del cuidado dental, los dientes tienen poco valor para los Amish.

Esta es solo una de las muchas diferencias culturales entre los Amish y sus vecinos estadounidenses modernos.

Para comenzar a comprender por qué los Amish no valoran sus dientes, debemos comprender un poco quiénes son los Amish realmente.

Historia y creencias Amish

Los Amish llegaron a Estados Unidos a principios del siglo XVIII para escapar de la persecución religiosa que enfrentaban en Europa.

Los Amish se adhieren estrictamente a su interpretación de la Biblia y siguen una vida que creen que honra a Dios. De acuerdo con su sistema de creencias, su propósito en la vida es agradar a Dios, y su objetivo es finalmente obtener la entrada al cielo.

Los Amish valoran a la familia, la comunidad y a Dios, y la forma en que viven su vida refleja estos valores.

amish

Amish y la libertad religiosa

Por más impactante que pueda parecer considerar quitarse una boca llena de dientes sanos, es importante recordar que Estados Unidos se fundó sobre la base de la libertad religiosa y la separación de la iglesia y el estado.

Para que cada uno de nosotros disfrute de nuestras libertades, debemos respetar las libertades y diferencias de los demás, como los Amish, así como sus elecciones y su forma de vida.

Su decisión de quitarse los dientes es su forma de ejercer la libertad religiosa. Y aunque resulte una práctica cruel, las autoridades lo entienden como una práctica religiosa.

Los Amish y el cambio

Durante el último siglo, la tecnología y la cultura han avanzado rápidamente. Durante este tiempo, los Amish han tomado decisiones muy cuidadosas en cuanto a qué avances adoptarán y cuáles no.

Cada comunidad Amish toma su propia decisión cuando se trata de cuestiones de tecnología, como si se deben permitir o no teléfonos y automóviles.

Debido a que esto lo hace cada comunidad, las reglas difieren de una a otra. Algunas comunidades permiten las bicicletas, mientras que otras no.

Algunas comunidades permiten bicicletas con pedales, mientras que otras permiten bicicletas sin pedales. Como puede ver, las decisiones pueden ser muy específicas.

Pero cuando se trata del cuidado dental, todas las comunidades amish piensan igual. Han decidido rechazar los avances en el cuidado dental, dejándolos encerrados en el siglo XVIII.

Hay que recordar que durante el siglo XVIII, las personas morían y enfermaban por infecciones en su boca y dientes.

La voluntad de Dios (Gottes Wille)

Los Amish creen que la vida debe funcionar por medio de la Voluntad de Dios. Por ejemplo, si una casa se incendia, es la voluntad de Dios. Es por esta razón que los Amish no usan detectores de humo.

Si aplicamos esta creencia a los dientes, queda más claro por qué los Amish deciden quitarse los dientes.

Si un diente desarrolla una caries y causa dolor, esta es la Voluntad de Dios, y la opción obvia es que se la extraigan.

El enfoque Amish, la mayoría de la atención médica importa de esta manera. La belleza de esta forma de vida es que es simple, ya que el miembro de la comunidad Amish simplemente necesita aceptar que todo lo que suceda es la Voluntad de Dios.

No hay nada que se pueda hacer al respecto.

Extraer los dientes en los Amish

Para algunos grupos Amish, parece mucho más práctico y menos costoso extraer un diente que pasar por el proceso de salvarlo.

Las dentaduras postizas son más rentables que el cuidado bucal de por vida. La extracción de un diente, un número de dientes, o una gran cantidad de dientes es algo común entre los Amish.

Si bien a la mayoría de nosotros nos enseñaron a cepillarnos, usar hilo dental y visitar al dentista con regularidad, los Amish a menudo solo verán a un dentista para que le extraigan un diente doloroso, o tal vez todos los dientes extraídos de una sola vez.

Pero en otras ocasiones ni eso, ya que el practicante que extrae los dientes es un miembro de la comunidad que carece de estudios en odontología.

En lugar de volver cuando los otros dientes comienzan a deteriorarse, es más barato que se los extraigan que cuidar de cada uno. Para los Amish, la odontología se ve como una opción económica, no por vanidad o necesidad.

Los Amish creen que la vanidad va en contra de Dios. La preocupación que un estadounidense moderno podría sentir por la apariencia de sus dientes es menospreciada en las comunidades Amish.

Dado que los Amish siguen estrictamente las reglas de su comunidad, casi nunca considerarían ir contra la corriente.

Si seguir a la comunidad es seguir la voluntad de Dios, y si a uno le gustaría ir al cielo, entonces cada persona debe seguir fielmente estas reglas culturales.

Los Amish suelen tener dientes más sanos

Es interesante notar que un estudio realizado por un profesor de odontología llamado Bagramian en 1985 encontró que los Amish tienen menos caries y tasas más bajas de enfermedad de las encías en comparación con la población.

Dado que los Amish siguen una dieta saludable y evitan los snacks dulces, la aparición de caries dentro de sus comunidades es la mitad que en la población de EE. UU.

Además, se encontró que la enfermedad de las encías es 3.6 veces menor en comparación con la población normal.

El estudio también encontró que el 88,3 por ciento de los Amish no usaban hilo dental y solo uno de cada tres se cepillaba los dientes a diario.

Muchos se sorprenden al saber que la gente Amish no piensa dos veces antes de que le extraigan un diente problemático, o incluso su dentadura de dientes sanos.

Los Amish ven la vida de manera muy diferente al resto de nosotros y tienen un conjunto de valores muy diferente al de la mayoría de la gente moderna.

Ven la mayoría de las dolencias médicas como parte de la voluntad de Dios y sienten que aceptar esto es lo que los convierte en buenos cristianos.

Si bien la mayoría de los estadounidenses no estuvieran de acuerdo con la decisión de que se extraigan los dientes, probablemente no estarían de acuerdo en que la libertad religiosa, la tolerancia y el respeto fueran fundamentales para los cimientos de su país

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp