Por qué algunos Amish se extraen todos los dientes

amish

Por qué los Amish se extraen los dientes de la boca no es ningún misterio. Esta práctica cruel y dolorosa se realiza en algunas comunidades religiosas.

Mucha gente se sorprende al saber que a los Amish no les importa mucho la salud y la apariencia de sus dientes, y especialmente sus sonrisas y bocas. La comunidad Amish priman en sus costumbres y rutinas las creencias religiosas. Por ello, el uso de la dentadura postiza está muy extendido dentro de la comunidad Amish desde temprana edad.

Aunque no es un rito practicado por los distintos tipos de comunidades de menonitas, si que es un ritual que se lleva a cabo incluso a una edad temprana. Y a pesar de lo que pensamos, es una práctica bastante extendida a lo largo de las comunidades Amish en todas partes del mundo.

Aunque esta creencia puede oponerse dramáticamente a la visión moderna del cuidado dental, los dientes tienen poco valor para los Amish.

Esta es solo una de las muchas diferencias culturales entre los Amish y sus vecinos estadounidenses modernos.

Para comenzar a comprender por qué los Amish no valoran sus dientes, debemos comprender un poco quiénes son los Amish realmente.

Historia y creencias Amish

Los Amish llegaron a Estados Unidos a principios del siglo XVIII para escapar de la persecución religiosa que enfrentaban en Europa. El origen de este tipo de comunidades fueron principalmente en Alemania y Suiza. Tras el estallido de conflictos bélicos, un pequeño reducto de la comunidad Amish decide emigrar fuera de Europa. Tras asentarse en su oridgen en el estado de Pensilvania (Estados Unidos), algunas comunidades llegaron a asentarse en Cánada y repartirse en diferentes comunidades a lo largo de norteámerica.

En la actualidad, el pueblo Amish cuenta con una problación de 350.000 seguidores que viven en 40 subgrupos repartidos fundamentalmente en comunidades de Ontario, Pensilvania, Ohio e Indiana. Aunque la gran mayoría de las comunidades Amish se ubican en Estados Unidos, existen comunidades en América del Sur y otros países como España. Cerca de Sevilla se inaguró la primera iglesia de cristianos anabaptistas,

Los Amish se adhieren estrictamente a su interpretación de la Biblia y siguen una vida que creen que honra a Dios. De acuerdo con su sistema de creencias, su propósito en la vida es agradar a Dios, y su objetivo es finalmente obtener la entrada al cielo. Existen unas series de normas las cuales rigen en todo momento el comportamiento de la comunidad y su día a día.

Los Amish valoran a la familia, la comunidad y a Dios, y la forma en que viven su vida refleja estos valores.

Diferencia entre Amish y Menonitas

A pesar de la creencia popular, los Amish son una secta que pertenece a la Iglesia Menonita. Su fundador Jakob Amman, decidió implementar un modo de vida mucho más radical basado en las creencias religiosas y apartadas del avance tecnológico en su modo de vida.

Sin embargo, los menonitas aunque comparten con los Amish la resistencia pacífica y las creencias en el cristianismo anabaltista, oponen menor resitencia al uso e introducción de tecnologías. Aunque también tienen una forma peculiar de vestir basados en la simplicidad, pueden usar prendas más sofisticadas que las características prendas lisas y de colores apagados que utiliza la comunidad Amish.

Amish y la libertad religiosa

Por más impactante que pueda parecer considerar quitarse una boca llena de dientes sanos, es importante recordar que Estados Unidos se fundó sobre la base de la libertad religiosa y la separación de la iglesia y el estado.

Para que cada uno de nosotros disfrute de nuestras libertades, debemos respetar las libertades y diferencias de los demás, como los Amish, así como sus elecciones y su forma de vida.

Su decisión de quitarse los dientes es su forma de ejercer la libertad religiosa. Y aunque resulte una práctica cruel, las autoridades lo entienden como una práctica religiosa. Delengando en la propia comunidad Amish la reponsabilidad del acto.

Los Amish y el cambio

Durante el último siglo, la tecnología y la cultura han avanzado rápidamente. Durante este tiempo, los Amish han tomado decisiones muy cuidadosas en cuanto a qué avances adoptarán y cuáles no.

Cada comunidad Amish toma su propia decisión cuando se trata de cuestiones de tecnología, como si se deben permitir o no teléfonos y automóviles. Por ejemplo, el uso del gas para la iluminación o el mantenimiento de alimentos mediante una nevera, es una de las tecnologías aprobadas por la comunidad para su uso.

Debido a que esto lo hace cada comunidad, las reglas difieren de una a otra. Algunas comunidades permiten las bicicletas, mientras que otras no.

Algunas comunidades permiten bicicletas con pedales, mientras que otras permiten bicicletas sin pedales. Como se puede ver, las decisiones pueden ser muy específicas. E incluso hay ciertos servicios como el caso del teléfono, que se aprueba su uso para emergencias o cuestiones de trabajo en áreas específicas de la comunidad.

Pero cuando se trata del cuidado dental, todas las comunidades Amish piensan igual. Han decidido rechazar los avances en el cuidado dental, dejándolos encerrados en el siglo XVIII. Incluido los productos de higiene oral y los tratamientos asociados a los mismos.

Hay que recordar que durante el siglo XVIII, las personas morían y enfermaban por infecciones en su boca y dientes. La aparición de una caries, podía terminar a lo largo del tiempo con infección generalizada provocando una sepsis en el cuerpo. A menudo se traducía en infecciones generalizadas que terminaban con la muerte de la persona.

La voluntad de Dios (Gottes Wille)

Los Amish creen que la vida debe funcionar por medio de la Voluntad de Dios. Por ejemplo, si una casa se incendia, es la voluntad de Dios. Es por esta razón que los Amish no usan detectores de humo.

Si aplicamos esta creencia a los dientes, queda más claro por qué los Amish deciden quitarse los dientes.

Si un diente desarrolla una caries y causa dolor, esta es la Voluntad de Dios, y la opción obvia es que se lo extraigan en vez de buscar un tratamiento al problema.

En el enfoque Amish, la mayoría de la atención médica importa de esta manera. La belleza de esta forma de vida es que es simple, ya que el miembro de la comunidad Amish simplemente necesita aceptar que todo lo que suceda es la Voluntad de Dios.

No hay nada que se pueda hacer al respecto. Por mucho que nos pueda impactar por qué se extraen los Amish los dientes, este ritual está dentro de su propia fe y manera de vivir.

Extraer los dientes en los Amish

Para algunos grupos Amish, parece mucho más práctico y menos costoso extraer un diente que pasar por el proceso de salvarlo.

Las dentaduras postizas son más rentables que el cuidado bucal de por vida. La extracción de un diente, un número de dientes, o una gran cantidad de dientes es algo común entre los Amish.

Si bien a la mayoría de nosotros nos enseñaron a cepillarnos, usar hilo dental y visitar al dentista con regularidad, los Amish a menudo solo verán a un dentista para que le extraigan un diente doloroso, o tal vez todos los dientes extraídos de una sola vez.

Pero en otras ocasiones ni eso, ya que el practicante que extrae los dientes es un miembro de la comunidad que carece de estudios en odontología.

En lugar de volver cuando los otros dientes comienzan a deteriorarse, es más barato que se los extraigan que cuidar de cada uno. Para los Amish, la odontología se ve como una opción económica, no por vanidad o necesidad.

Los Amish creen que la vanidad va en contra de Dios. La preocupación que un estadounidense moderno podría sentir por la apariencia de sus dientes es menospreciada en las comunidades Amish.

Dado que los Amish siguen estrictamente las reglas de su comunidad, casi nunca considerarían ir contra la corriente.

Si seguir a la comunidad es seguir la voluntad de Dios, y si a uno le gustaría ir al cielo, entonces cada persona debe seguir fielmente estas reglas culturales.

Los Amish suelen tener dientes más sanos

Es interesante notar que un estudio realizado por un profesor de odontología llamado Bagramian en 1985 encontró que los Amish tienen menos caries y tasas más bajas de enfermedad de las encías en comparación con la población.

Dado que los Amish siguen una dieta saludable y evitan los snacks dulces, la aparición de caries dentro de sus comunidades es la mitad que en la población de EE. UU.

Además, se encontró que la enfermedad de las encías es 3.6 veces menor en comparación con la población normal.

El estudio también encontró que el 88,3 por ciento de los Amish no usaban hilo dental y solo uno de cada tres se cepillaba los dientes a diario.

Muchos se sorprenden al saber que la gente Amish no piensa dos veces antes de que le extraigan un diente problemático, o incluso su dentadura de dientes sanos.

Los Amish ven la vida de manera muy diferente al resto de nosotros y tienen un conjunto de valores muy diferente al de la mayoría de la gente moderna.

Ven la mayoría de las dolencias médicas como parte de la voluntad de Dios y sienten que aceptar esto es lo que los convierte en buenos cristianos.

Si bien la mayoría de los estadounidenses no estuvieran de acuerdo con la decisión de que se extraigan los dientes, probablemente no estarían de acuerdo en que la libertad religiosa, la tolerancia y el respeto fueran fundamentales para los cimientos de su país

¿Hay Amish en España?

En España la Iglesia presbiteriana tiene una sede cerca de Sevilla, aunque los Amish pertenecen a esta Iglesia, no son propiamente Amish.

¿Por qué se quitan los dientes los Amish?

amish

Lo Amish buscan una vida dedicada a Dios y sin ostentación. Acudir al dentista o la rutina de higiene oral, puede ser ante Dios una ostentación. Con el fin de evitar ese problema, dan más importancia a perder sus dientes voluntariamente y los efectos que conlleva su salud.