Tabla de contenidos de este post

Los dientes no son blancos, o al menos ese no es su color natural

A pesar de lo que creemos, los dientes no son blancos. Muchas personas creen que este es el color natural de la estructura de nuestros dientes, pero esto no es así.

Al igual que no todos tenemos el mismo color de los mismos. Entonces ¿Es normal no tener los dientes de color blanco?

Pues sí, es bastante normal no tener unos dientes blancos. Para ello es mejor que conozcamos el por qué de ello.

Los dientes no son blancos y dependen de su interior

El diente es una pieza de nuestro organismo fascinante como la gran mayoría de elementos del cuerpo humano.

Para empezar está formado por uno de los minerales más duros que existen, la hidroxiapatita. A su vez el diente consta de diferentes partes.

La capa exterior del diente, la conforma el esmalte. El esmalte es translúcido, y recubre la parte del diente que le da su característico color: la dentina.

Normalmente si analizamos la superficie de un diente, este no tiene un color uniforme. Sino que va de un color más claro en su borde hasta uno más oscuro pegado a la encía.

Eliminar y remover las manchas superficiales, que se albergan en el esmalte es bastante fácil. Mediante una profilaxis, pulido o incluso con nuestra higiene diaria podemos mantener a raya las manchas.

El problema es cuando bacterias y sustancias pigmentantes permeabilizan en el esmalte pasando al interior de la dentina. Es ahí dónde se puede producir una mayor pigmentación y condicionamiento del color de nuestros dientes.

Si te has preguntado por qué los dientes de leche se ven más blancos que la dentición permanente, es por una sencilla razón: los dientes de leche contienen menos proporción de dentina.

dientes no son blancos

¿Qué influye para el color de los dientes?

Principalmente existen dos tipos de factores que van a condicionar la pigmentación y color de nuestros dientes en la boca.

Factores internos

Aquí fundamentalmente predomina la herencia genética. El color de tus dientes viene predeterminado por tu carga genética. Puede parecer increíble, pero tener unos dientes más blancos o más oscuros depende de tus padres.

Otro factor interno no controlable, es el paso del tiempo. Con la edad y los cambios biológicos los dientes suelen oscurecerse por naturaleza.

Factores externos

Estos factores son los que podemos condicionar o incidir para mantener unos dientes más claros u oscuros.

 

  • No cepillarse los dientes: Los malos hábitos de higiene y falta de uso de productos hacen que tus dientes se oscurezcan.
  • Medicamentos: Hay ciertos medicamentos que producen tinción de los dientes manchándolos. Las tetraciclinas o el uso continuado de la clorhexidina son alguno de ellos.
  • Fumar: El tabaco además de tener efectos adversos para tu salud, oscurece tu sonrisa. Presta atención a la nicotina y los alquitranes que crean manchas.
  • Alimentos: Café, té, chocolate, vino, algunas frutas y bebidas abrasivas pueden interferir en el blanco de tus dientes.
  • Ingesta sistémica de flúor: Puede alterar el color si ingerimos flúor (comer o beber). Desde manchitas blancas a otras de color marron. No son reversibles.
  • Enfermedades: Ciertas enfermedades sistémicas pueden alterar el color de nuestros dientes.
  • La luz: El reflejo de la luz o la situación en la que se reflecta puede hacer que tengamos los dientes más blancos u oscuros.

Si los dientes no son blancos, ¿Qué puedo hacer para conseguirlos?

Lo primero de todo es intentar seguir las recomendaciones de tu dentista, cuidando y evitando en la medida de lo posible los factores externos.

Dependiendo del caso, y tras una valoración por parte de un profesional, puedes someterte a un blanqueamiento dental. No obstante los resultados de los blanqueamientos de dientes son muy variables.

No todo el mundo obtiene el mismo resultado ni en la misma medida. En ocasiones, puede que necesites más de un tratamiento hasta poder alcanzar los resultados esperados.

Existe una clara tendencia por querer lucir sonrisas más blancas, antes de utilizar métodos y productos que no funcionan, te recomendamos visitar a tu clínica dental y recibir información detallada al respecto.