Tabla de contenidos de este post

Hilo dental ¿Aún no lo utilizas en tu boca?

El hilo dental o la seda dental es uno de los artículos de higiene personal menos usado durante nuestro cepillado de dientes.

Alrededor de un 10% de la población usa el hilo dental dentro de sus rutina de higiene diaria.

A menudo se desconocen los beneficios que puede aportar a nuestra boca, pero aunque no lo creas son muchos y no cuesta nada incorporarlo a nuestra rutina diaria.

Diferencias entre hilo dental y seda dental

El hilo dental es un fino cordel formado por fibras de nailon o plástico que suele venir enrollado en una pequeña cajita. Puedes ir sacando, cortando y utilizando el fragmento que necesitas cada vez que lo usas.

Su uso nació en Nueva Orleans con un dentista estadounidense llamado Levi Spear Parmly en 1815. El mismo fue el precursor de su uso recomendándole a sus pacientes.

hilo dental
Dr. Levi Spear Parmly

La función del hilo dental es retirar los trozos de comida y placa que queda entre los dientes y en los surcos gingivales. Generalmente son en estos espacios, donde los filamentos del cepillo de dientes no puede alcanzar.

Durante siglos, la civilizaciones han utilizado palillos, trozos de pluma de aves, plantas o huesos tallados para poder retirar los restos de comida que se quedaba entre los dientes.

En ocasiones somo conscientes de que tenemos restos de comida y nos molesta, pero aunque no lo creas te invitamos a que hagas la prueba de utilizar la seda dental por primera vez y compruebes por ti mismo los restos que quedan.

La diferencia con la seda dental está en la forma, la seda es más ancha y plana. Generalmente está cubierta por cera u otro material para que pueda friccionar bien.

La principal ventaja de usar seda dental en vez de hilo dental, es que su uso es más suave y es capaz de dañar menos las encías.

Usar hilo dental es más efectivo y seguro que la utilización de palillos de madera después de la comida para limpiar los restos de nuestros espacios interdentales de la boca.

hilo dental

Cómo utilizar el hilo dental o seda dental

Se recomienda utilizar el hilo dental antes de de nuestro cepillado de dientes. Recuerda que es recomendable cepillarse los dientes después de cada comida.

Es común durante los primeros usos, que las encías nos sangren. Eso se debe a que en muchos casos, hay síntomas de gingivitis al no haber retirado los restos de placa bacteriana y comida en esos espacios.

Lo ideal es cortar un trozo de hilo dental de 45 a 50 cms y enrolla cada extremos en uno de los dedos de cada mano. Te recomendamos usar el dedo corazón o medio.

Pasa suavemente el hilo por todos los espacios entre los dientes. Intenta pasar con mucho cuidado la seda dental por los espacios entre encía y dientes cuidadosamente.

Puedes ir retirando los restos que aparecen en el hilo, como utilizar las distintas partes que no están sucias. Acto seguido se recomienda cepillarse los dientes con una pasta de dientes con flúor y un enjuague sin alcohol ni clorhexidina (sin prescripción de nuestro facultativo). 

Una vez utilizado la seda o hilo dental, deséchala en la basura. Nunca tires en el inodoro el hilo. Puedes usar la seda dental antes de todos tus cepillados, pero al menos intenta usarlo una vez al día para.

Beneficios del uso del hilo dental o seda dental

Ayuda a prevenir la halitosis o mal aliento. Los restos de comida y placa con el paso del tiempo y las bacterias de nuestro biofilm puede generar mal aliento. Con lo cual es muy útil su uso.

Previene afecciones de la boca, la principal es la enfermedad periodontal y nos ayuda a revertir la gingivitis con su sangrado de encías. Al retirar placa bacteriana evitamos la acumulación de sarro es espacios interproximales.

Nos ayuda a prevenir la caries, especialmente en esas zona que a simple vista no suelen ser muy visibles. Suelen aparecer porque el cepillo de dientes no es capaz de retirar la placa por su difícil acceso.

El mejor hilo dental o seda dental

Siempre es mejor que pruebes por ti mismo. No todos los hilos dentales son resistentes o terminan deshilachándose con su uso.

Te recomendamos el uso de seda dental, ya que daña menos las encías y que tengan algún tipo de cera en su superficie para la fricción.

Existen algunos tipos de hilo dental con sabores al igual que la pasta de dientes o los enjuagues.

Hilo dental en niños

Existe un formato de hilo dental en arcos desechables. Es un formato más cómodo y sobre todo muy recomendado para los niños.

Estos artículos de higiene oral deben ser igualmente utilizamos bajo la supervisión y guía de un adulto para poder evitar cualquier tipo de lesión. Existen diferentes tamaños, incluso unos específicos para niños.

Visita a tu clínica dental

Sobre todo si padeces de bruxismo. Recuerda que existen tratamientos para mitigar sus efectos como las férulas de descarga o incluso las inyecciones de bótox.

Lo mejor es acudir a tu especialista para una valoración individualizada. En ocasiones es común el uso de barnices de flúor para la remineralización del esmalte.

¿Es mejor el hilo dental o el uso de cepillos interproximales?

Otra opción para mantener una higiene óptima de los espacios interproximales de los dientes es el uso de los cepillos interproximales.

Existen distintos tipo de cepillos interproximales con medidas concretas para poder adaptarse a los espacios que hay entre los dientes.

Están indicados en pacientes de ortodoncia para la limpieza de los brackets o braces.

Otra alternativa para la limpieza de los espacios interdentales es el uso del irrigador dental. Un dispositivo que utiliza un chorro de agua de alta presión para poder retirar la placa y los restos de comida. 

En caso de duda entre un dispositivo u otro, te recomendamos acudir a tu clínica dental más cercana para elegir la mejor opción para tu boca.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp