Férula de descarga, qué es, función, composición y mantenimiento

Buena parte de la población padece de bruxismo u otro tipo de alteración oral. No obstante, muy pocos conocen la férula de descarga, qué es, función, composición y mantenimiento, hasta hoy, porque en este post aprenderás todo sobre este aparato, ideal para protegerse de los efectos de ciertos hábitos inconscientes de apretar los dientes, con el fin de no pasar inadvertidos sus beneficios.

mujer con ferula de descarga

¿Qué son las férulas de descarga?

Las férulas de descarga son dispositivos bucales que se diseñan y elaboran según cada paciente, por lo que su finalidad es proveer protección a los dientes dentales. ¿Por qué protegen la dentadura?, sencillo, funcionan como una especie de amortiguadores para soportar la presión ejercida sobre la misma. 

Su uso más generalizado es como medio de soporte del impacto por el rechinamiento propio del bruxismo. Con ello, las férulas de descarga, también conocidas como protectores, placa oclusal o de desprogramación, evitan los efectos dolorosos y el desgaste dental progresivo.

Se elaboran atendiendo a las necesidades y a medida de cada cavidad y arcada buco/dental de cada persona. Son particularmente resistentes, en vista que son de resina transparente, cuyo grosor oscila entre 2 y 3 cm, para que resistan los embates nocturnos o diurnos de ser el caso.

Generalmente, este tipo férulas de descarga las indica el dentista para usarse por las noches. En vista que es más frecuente presionar y generar ruidos con los dientes inconscientemente en las horas de sueño, por lo que no es controlable. 

Sin desestimar su indicación diurna, ya que en casos especiales, las personas pueden presentar bruxismo durante el día, por eventos de ansiedad o estrés. Se trata entonces de un método sencillo y eficaz para proteger boca y dientes, ya que permite relajar y descargar la fuerza ejercida por los músculos faciales.

La férula de descarga se coloca en la arcada superior, que puede variar de material y grosor, aunque los más comunes son rígidos y duros. Que además puede ayudar a que los huesos maxilares se acoplen apropiadamente, y dejen de presionar los dientes, lo que aporta un doble beneficio oral.

¿Cómo se componen las férulas de descarga?

Como bien se indicó, las férulas de descarga se componen de resina endurecida, un grosor específico y carecen de marcas oclusales (molares y premolares), diseñadas de tal forma, para que encajen en una de las arcadas dentales, generalmente la superior, cuyo objetivos es que los dientes no se rocen entre sí.  

Este dispositivo coadyuva a llevar la mandíbula a su posición correcta y mantenerla en  su lugar, evitando el desgaste dental. Pero también tiene la función de evitar eventuales dolores musculares y garantizar la integridad dental, ya que previene desgastes, fracturas, recesiones, traumas, sobrecargas, entre otras lesiones, aunque no corrige el hábito de apretar o rechinar los dientes.

¿Puedo comprar mi férula de descarga en la farmacia o comercio local?

No, la férula de descarga se elabora con resina y con una modelación a partir de la propia dentadura de la persona a quien se le hará. Esto significa, que se trata de una pieza única, personal e intransferible.

Para ello, en la primera consulta con el odontólogo, y una vez se diagnostique la magnitud del desgaste dental u otro síntoma como el bruxismo, el dentista procederá a diseñar la férula de descarga personal a medida. A tales fines se coloca una cubeta con material flexible de alginato en la boca para tomar el molde de la dentadura.

Luego de tener las medidas y modelo bucal (generalmente de la arcada superior), lo siguiente es elaborar la férula de descarga en acrílico o resina translúcida, mismo que es duro y rígido.

Cuando esté lista la férula de descarga, el odontólogo hará los ajustes a que haya lugar, para adaptarlo a la dentadura del paciente.

Seguramente, luego de tener la férula de descarga en uso, requiere algunas visitas de control para ajustarla según sea necesario. La supervisión es fundamental, porque de no estar bien ajustada no cumplirá su función, o hasta pudiera ser perjudicial para el paciente.

Muchas personas usan protectores bucales deportivos para prevenir las consecuencias del bruxismo, lo que resulta contraproducente. Puesto que son blandos, en vez de evitar el rechinamiento, puede estimular el hábito de presionar la mandíbula.

¿Cuál es la férula de descarga indicada?

Como cualquier producto que se desee adquirir, en especial si está indicado para proteger la salud oral, deben observarse algunas premisas. Y ciertamente, la férula de descarga no está exenta de la norma, de tal manera, que conviene atender los siguientes 4 criterios de elección:

La dureza: resulta fundamental que el material sea rígido y sólido. Porque de ser elaborado con materiales blandos, con seguridad la persona continuará con el deseo involuntario de apretar los dientes.

El grosor: mientras mayor grosor tenga la férula de descarga, mayor será su efectividad, pero respetando los límites recomendados (entre 2 a 3 cm). De lo contrario, usarla será incómodo, mientras que un grosor adecuado, evita que los dientes se friccionen entre sí.

Planas: la férula de descarga busca que la persona tenga mayor libertad para morder, por lo que si la férula de descarga es plana, los dientes seguirán en contacto, por ende, la condición se agravará. 

Modelado personalizado: al igual que cualquier otro rasgo de las formas corporales, los dientes de cada persona tiene sus peculiaridades. En razón de lo cual, las férulas dentales  deberán elaborarse según las formas dentales de cada quien.

En general, estos 4 factores delinean el decálogo a seguir cuando se quiere escoger y acertar la férula de descarga o protector dental. Sin embargo, todo parte del molde, que debe responder a la forma de la dentadura y mordida de la persona, aunque el material, la forma y grosor, igualmente son claves para acertar con la férula perfecta.

Uso de las férulas de descarga

Por obedecer a un tratamiento complejo, es fundamental que el paciente ponga de su parte durante el proceso de adaptación de la nueva férula, para lo cual se deben seguir un conjunto de indicaciones:

  • Colocar la férula húmeda con los dedos. 
  • No morder sobre la placa hasta tanto no se acople bien a la dentadura, porque pudiera romperse o herir las encías. 
  • Para retirar la férula de descarga, halando a la misma vez por ambos extremos y con los dedos.
  • Luego proceder a lavar la férula y guardarla en un sitio húmedo.

Asimismo, al inicio, cuando se coloque la férula de descarga, es posible percibir los siguientes síntomas:

  • Sensación de invasión oral.
  • Salivación excesiva. 
  • Dificultad para hablar, requiriendo entrenamiento para vocalizar adecuadamente.
  • Ciertas molestias en el área de apoyo de la férula de descarga.

En caso de molestias persistentes, o de formarse heridas, se debe acudir a consulta.

Igualmente, son necesarias las revisiones regulares para los respectivos ajustes y/o reparaciones, según lo indique el odontólogo, pero nunca dejar transcurrir más de 6 meses sin revisiones.

Mantenimiento de la férula de descarga

La férula de descarga debe mantenerse limpia, al igual que los dientes, esto implica cepillarla luego de cada postura y con un cepillo, producto jabonoso o crema dental. De omitir su higiene, posiblemente, la placa tenga mal sabor y olor.

Igualmente, colocar la férula de descarga en agua con un producto para higienizar prótesis semanalmente, por 1 o 2 horas. Y asimismo, conviene que antes de volver a colocarla, también se debe cepillar con pasta dental.