Tabla de contenidos de este post

¿Enjuagarse los dientes antes o después del cepillado?

A menudo surgen dudas relacionadas con la higiene de nuestra boca y el cuidado de los dientes. Enjuagarse los dientes antes o después del cepillado puede ser una de ellas.

Probablemente, no es la primera duda que te puede surgir relativa al cuidado y mantenimiento de tu boca. Por ejemplo, otra muy común es cuando debo utilizar el hilo dental ¿Antes o después del cepillado?

Aquí te ayudaremos a desvelar estas respuestas y convertirte en un profesional en el mantenimiento de la salud de tu boca. Con estos sencillos tips, serás capaz de lucir una sonrisa brillante por el mundo.

Enjuagarse los dientes: Siempre después del cepillado

El cepillado de los dientes y concretamente la acción mecánica que ejerce para la eliminación de la placa bacteriana es fundamental e insustituible.

Una metáfora ampliamente utilizada en el mundo de la educación de hábitos preventivos en odontología es que cuando limpiamos nuestra casa, primero de barre y después se friega, pero nunca fregamos sobre una superficie con restos de suciedad.

Probablemente al mojar esos restos, crearías más suciedad o dejarías la superficie a limpiar en el mismo estado en el que te la encontraste.

Enjuagarse los dientes

Enjuague, elixir o colutorio

Por estos nombres podemos conocer al producto denominado como enjuague bucal. Un enjuague bucal, no es más que un líquido con una composición específica y no tóxica, que mediante su uso unos segundos en la boca y posteriormente escupiendo su contenido, consigue actuar en los tejidos duros y blandos de la boca.

Actúa sobre el biofilm que se encuentra adherido en las superficies de la boca y nos ayuda a protegernos de patologías futuras como la caries o la gingivitis.

A menudo suele llevar un principio activo en su fórmula que puede proporcionarnos un beneficio añadido. Las sales de potasio, el cloruro de cetilpiridinio, el agua del mar, aceites esenciales o el triclosán pueden ser algunos de estos principios activos que pueden mejorar su fórmula.

Además debes prestar especial atención si tu enjuague contiene clorhexidina, con lo cual debes utilizarlo bajo las indicaciones de tu profesional dental y durante tiempo limitado. O si bien contiene alcohol, en este caso se desaconseja el uso de este tipo de productos.

El orden de acciones para una limpieza de tu boca de cine

¿En qué orden y cuándo debe utilizar cada producto? ¿Es mejor antes o después? Algo que hay que recalcar, es la implantación de un hábito diario con rutinas, e intentar siempre seguirlo utilizando los productos recomendados.

El primer paso consiste en la utilización del hilo dental o interdentales. Debes limpiar y retirar posibles restos de comida de los espacios interdentales. En los huecos que hay entre los dientes, así como en el surco de las encías pueden depositarse restos de comida.

En el caso de utilizar un irrigador dental, deberás utilizar el aparato sobre las superficie de los dientes con el mismo fin.

El segundo paso es el cepillado dental con un dentífrico fluorado. Debemos cepillarnos los dientes al menos 2 minutos y con una correcta técnica de cepillado. Una buena técnica de cepillado dental conseguirá la eliminación de placa bacteriana e impide lesiones.

Una de las lesiones más frecuentes, es la recesión gingival provocada por el uso de cepillos de dientes de extrema dureza y movimiento incorrectos a lo largo del tiempo. La recesión gingival puede provocar sensibilidad dentinaria al dejar descubiertos los cuellos de los dientes.

Otra recomendación que a menudo se ignora, es la de escupir la espuma generada con la pasta de dientes durante el cepillado sin aclararse con agua. De esta manera nos estaremos beneficiando del efecto remineralizador del flúor.

Una vez que escupimos la espuma, es cuando debemos utilizar al final nuestro enjuague. Intentando que el líquido se mueva con la presión de nuestras mejillas alcanzando todas las superficies durante unos 30 segundos. Después deberemos escupir al lavabo el líquido.

Es importante no mantener durante más de 30 segundos el contenido del enjuague bucal en la boca, tenerlo durante más tiempo puede provocar efectos no deseados como la irritación de la mucosa y tejidos blandos de la boca.

Ahora que ya sabes todos los trucos para una buena rutina de higiene oral, te recomendamos echar un vistazo a este artículo sobre cómo elegir un enjuague bucal adecuado.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp