Dientes en forma de sierra y su por qué

Si tu niño(a) está mudando sus primeras piezas dentales y le salen sus nuevos dientes con unas montañitas, no te preocupes, es normal. A continuación, te explicamos todo sobre los dientes en forma de sierra y su por qué. Para empezar, ¿sabías que los llamados mamelones se forman en la gestación?, sigue leyendo y conoce sus causas.

dientes en forma de sierra

¿Qué son los dientes en forma de sierra o mamelones?

Los dientes en forma de sierra se denomina en el vocabulario médico odontológico como mamelón, cuyo término es originario del francés mamelon y significa pezón

Dicha palabra se adoptó para definir e identificar una de las 3 protuberancias redondeadas o filamentosas que se evidencian en el borde de un diente incisivo al erupcionar en la encía del niño(a) cuando mudan sus dientes de leche, dando paso a los permanentes.

Estas curiosas 3 montañitas o mamelones se presentan básicamente en los dientes permanentes incisivos centrales y laterales. Es decir, que los dientes en forma de sierra son más visibles en estas piezas, donde se muestran como unas diminutas prominencias en el filamento oclusal.

Cabe destacar, que dichos mamelones normalmente no representan ninguna importancia en la clínica dental, salvo que generen problemas futuros. Puesto que la sierra formada en los dientes suele desgastarse rápidamente. 

Ahora, si los mamelones o sierras no hacen contacto con el resto de los dientes, y no permiten cerrar la boca totalmente, pueden mantenerse incluso, hasta llegar a la adultez, pero no es muy usual, es más frecuente que se desgasten por sí solos.

Los dientes aserrados o mamelones son sinónimo de juventud, muy comunes en niños(a) cuando inician el proceso de mudar los dientes de leche. Esta etapa suele comenzar a los 6 o 7 años, dando paso a sus piezas permanentes.

Los dientes similares a una sierra o con picos no suelen afectar al pequeño en el proceso natural y de ninguna manera la masticación de sus alimentos. Por tanto, no impide cortar y masticar con los dientes, esto ayuda a emparejarlos, así como el roce con la lengua, el cepillado, etc., permite su desaparición.

¿A qué se deben los dientes en forma de sierra?

¿Cuál es la causa de los dientes aserrados?, para sorpresa de muchos padres, quizás no sabían que además de normal, los dientes en forma de sierra o mamelones se forman en la etapa de gestación, cuando se estructuran los dientes permanentes. 

Dicha formación se debe a la unión de 3 estructuras, cuya fusión da lugar a los mamelones o impresión del diente con la forma de un serrucho, cuando el diente aún está dentro de su saquito dentario, de donde irán emergiendo a medida que se caen los de leche.

¿Cuándo desaparecen estos dientes aserrados?

¿Qué ocurre si no se desgasta el diente y se mantiene la forma de sierra?, bien como se señaló, es normal en casi todos los niños(a) cuando se mudan los dientes de leche y suele desaparecer con el tiempo. De lo contrario, será el odontólogo quien determine las causas y proponga el tratamiento adecuado.

Por ello es conveniente que cuando los niños entre 6 a 7 años comienzan su etapa de mudar los dientes de leche, llevarlos a la consulta dental. Este profesional comprobará que la mordida sea la adecuada, al tiempo de verificar que los nuevos dientes estén saliendo parejos o con forma de sierra.

A lo largo de las consultas comprobará que la masticación se está desgastando de manera correcta y en el tiempo esperado. Porque puede ocurrir que esta condición en el niño(a) le dificulte una buena mordida, donde el diente de serrucho dará una idea que puede tratarse de un problema real.

En este caso, corresponde al dentista determinar la necesidad de la interferencia de otro profesional, refiriendo al paciente al ortodoncista para que compruebe la necesidad de algún tratamiento dental correctivo de la mordida.

De cualquier forma, cuando existe un control odontológico habitual, este profesional sabrá el tiempo aproximado que suele tomarse para la desaparición de los dientes en forma de sierra.

Lo que jamás se debe hacer, es limar el diente aserrado para hacer desaparecer los filamentos, porque se debe recordar que el esmalte dentario no se regenera. Por lo que no se recomienda eliminarlos, simplemente, permitir que se desvanezcan solos.

¿Los dientes de sierra son peligrosos? 

Por lo general no, los dientes en forma de sierra o con mamelones no representan ningún peligro o daño colateral para el niño(a), ya que son protuberancias propias formadas en el esmalte y la dentina. 

En cuya etapa infantil, y al comenzar el proceso natural de cambio de los dientes de leche a los definitivos, estos emergerá con una serie de filamentos o montañitas, generalmente son 3 en cada diente, en el borde de los incisivos superiores y/o inferiores que acaban de mudarse.

Dichos mamelones, son parte integral de la anatomía normal de los dientes, donde incluso, puede ocurrir que antes de que el diente alcance su tamaño normal, ya haya desaparecido la sierra de las piezas afectadas.

Tales montañitas deben su formación a la calcificación de la corona dental a lo interno del bolsillo dentario. Y como bien se señaló, aparecen en la fase de cambio de los primeros dientes de leche. 

Se cree que estos dientecitos en forma de sierra ayudan a la boca del niño(a), ya que colaboran en la ruptura de la encía para dar lugar a la erupción de la pieza incisivo, y que si el diente fuera plano o liso, dificultará esta tarea. 

O incluso, sería un factor doloroso durante el brote de los dientes definitivos, por lo que los picos impiden este trauma. No obstante, aunque es común en la mayoría de los niños, puede ser que no todos presenten esta condición, y además, en ciertos pequeños, las sierras son menos pronunciadas que en otros.

¿Cómo tratar los dientes  de sierra si afectan la salud?

De ser un problema para el niño(a), por constante aparición de ulceraciones o aftas bucales, o que impacte mucho la estética, que pueda afectar la autoestima. O bien, que llegue la adolescencia y persisten los dientes de sierra, la mejor solución es acudir a un profesional para que valore el tratamiento a seguir.

Es decir, cuando los dientes de sierra no logran desaparecer con el paso del tiempo, puede deberse a otra causa distinta a la forma del diente en sí mismo, lo que significa que el niño(a) desarrolló una mala oclusión dental. 

Una maloclusión puede obedecer o no permitir que los dientes realicen un normal contacto entre ellos, como puede ser una mordida abierta anterior. En este caso particular, el especialista puede indicar un tratamiento ortodóncico, pero en este caso, no se debe a los dientes en forma de sierra, sino más bien para corregir la mala mordida dental detectada.

Asimismo, cuando el diente aserrado se transforma en un problema de tipo estético importante para el niño(a) o adolescente, que limite su relacionamiento personal, se puede optar por el desgaste o colocar empaste con resinas en el borde de la pieza dental. 

No obstante, se debe reiterar, que en caso de desgaste dental, el esmalte no se regenera o  crece de nuevo, por lo cual es una técnica poco recomendable.

En conclusión, los dientes en forma de sierra no son un problema, es símbolo de juventud, esta etapa es transitoria, y así quedará plasmado para siempre en las amplias sonrisas de los niños(a) en las fotos y vídeos infantiles.