Tabla de contenidos de este post

Si tienes un diente roto o una muela rota, no te preocupes ¡Existe solución!

Hay muchas razones por las que puedes tener un diente roto, agrietado o astillado. Ya sea que sufras o no dolor, la buena noticia es que el diente roto o una muela rota pueden ser reparadas.

En este artículo veremos sobre la diferencia entre dientes astillados, agrietados (fracturados) y rotos. También explicamos las opciones de tratamiento para estos problemas, incluyendo la reparación de dientes rotos. ¿Qué se debe hacer con un diente frontal roto? ¿Y es posible arreglar un diente roto?

Afortunadamente existen soluciones estéticas de diferentes tipos para poder reparar un diente roto y lucir una sonrisa perfecta. Al contrario de lo que muchos pensamos, en apenas una única visita a nuestra clínica dental nuestro dentista puede volver a dar forma a ese diente roto.

diente roto o fracturado

Dientes rotos y dolor

Si un trozo de  diente se te ha astillado o roto y todavía tienes el fragmento, guárdalo en  leche y visita al dentista tan pronto como puedas. Pueden pegar el fragmento en su lugar con un adhesivo dental.

Determinar si un diente roto o agrietado es una emergencia depende de si la fractura es  dolorosa o si ha dejado fragmentos afilados que resultan en el golpe pudiendo crear algún corte. 

Si el diente está roto pero no te duele, puedes esperar a visitar a tu dentista. Si la lesión puede esperar hasta que el dentista pueda verte en los próximos días, normalmente no se define como una “emergencia dental”.

Durante este tiempo de espera, trata tu diente astillado cepillando tus dientes y utilizando en tu boca un enjuague con agua tibia. Si se produce inflamación o dolor, se puede aplicar frío localmente en la parte exterior de su cara sobre el área afectada. Habla con tu dentista antes de tomar un analgésico o usar un gel anestésico porque puede dañar tus encías.

En el caso de roturas de dientes muy pequeñas, el tratamiento podría no ser clínicamente necesario. Si hay una superficie afilada en el diente restante, su dentista probablemente pulirá el diente para alisarlo y prevenir cortes dentro de su boca.

Para las roturas o astillamientos más grandes, se puede construir el diente de nuevo respecto a su forma original con una especie de empaste, realizando una reconstrucción con una resina de composite. 

Esto puede hacerse usando un material compuesto del color del diente o amalgama de plata, aunque desde hace unos años el uso de amalgamas metálicas con mercurio no están permitidas si que pueden usarse de plata, pero estéticamente están en desuso.

Siempre que no exista caries en el diente que necesite ser reconstruido, la adhesión no requiere  anestesia. 

El dentista hace rugosa (y un poco más porosa) la superficie del diente usando un gel y luego agrega adhesivo. Después de eso, aplican el material adhesivo y moldean  la forma deseada. Luego se endurece usando luz UV. 

Si tienes un incisivo roto o astillado es posible que quieras repararlo simplemente por razones estéticas. Cuando la fractura es demasiado grande para la adhesión, tendrá la opción de una carilla o una corona.

Dientes rotos: tipos de fracturas

Hay diferentes grados en los que los dientes que pueden estar agrietados o fracturados:

  • Si una grieta se detecta lo suficientemente pronto, a menudo es posible salvar el diente. Aunque la grieta puede ser rellenada, puede extenderse fácilmente más allá si el diente no se refuerza con una corona dental.

  • Si la pulpa del diente ha sido dañada por la fractura, puede necesitar tratamiento del conducto radicular antes de rellenar la grieta. Esto implica quitar el nervio del diente y reemplazarla con un empaste radicular.

La extracción del diente es usualmente la única manera de tratar una fractura vertical de la raíz.

diente roto

Si tienes un diente roto puede haber algún problema más

Si tienes un diente roto sin dolor, eso no significa que no haya problemas. Es posible que el diente ya esté tan deteriorado que los nervios se hayan destruido. Si no se trata, la infección puede propagarse a través de la raíz del diente y causar un absceso dental.

Evita comer si es posible, o pégate a los alimentos blandos y no muerdas usando el diente roto. Si te preocupa que un borde afilado te corte la lengua o la boca, cúbrelo con cera dental o goma de mascar sin azúcar hasta que puedas ir al dentista cuanto antes.

Los dientes frontales rotos se reparan a menudo con la unión de composite (descrita anteriormente) o carillas dentales. Estas finas cubiertas se aplican al frente del diente para restaurar su apariencia cosmética. Cuando el daño es extenso, una corona puede ser más adecuada.

Tus dientes traseros pueden sufrir una cúspide rota, donde parte de la superficie de masticación se rompe. En este caso, probablemente no habrá mucho dolor de dientes porque la pulpa está todavía bien protegida. Su dentista puede ser capaz de rellenar el área rota, o puede que necesite una incrustación o una incrustación.

Estas restauraciones son una especie de punto medio entre los empastes y las coronas. Sólo cubren parte de la superficie del diente, como un empaste, pero se fabrican en un laboratorio para que se ajusten exactamente a su diente, como una corona.

Donde hay un daño extensivo ( particularmente por la caries) y el diente no puede ser salvado, la extracción es la única opción. La extracción de un diente roto puede ser más complicada que una extracción regular. Esto se debe a que el die

Recibiendo tratamiento dental

Si tu diente se ha roto o agrietado y te está causando un dolor agudo deberías acudir a tu clínica dental de carácter urgente, para ser valorado por un dentista. Mientras tanto, toma un analgésico de venta libre como el paracetamol para mantener el dolor a raya. 

Si tienes un diente astillado, agrietado o roto sin dolor, deberías pedir cita para ver a un dentista al respecto pronto. Puedes necesitar algún tratamiento para proteger tu diente de una infección o para fortalecerlo contra un daño mayor y que se termine rompiendo en más partes.

Tu dentista discutirá sus requerimientos y opciones de tratamiento en su consulta. Seguramente el tratamiento debes gestionarlo de manera privada. Puede que el odontólogo de la seguridad social tarde bastante en valorarte y si no supone un riesgo para tu salud puede no ser cubierto, además el dentista en su consulta privada buscará la mejor alternativa para tu salud y estética del diente o muela.

Los tratamientos pueden ser:

  • Si tienes la otra parte del diente fracturado, se puede pegar con un adhesivo si el odontólogo lo considera.

  • Reconstrucción mediante resina de composite del diente o la muela. Es más caro y requerirá tiempo. El material es el mismo que se usa con los empastes.

  • Implantación de una corona dental, especialmente en muelas donde se necesita reforzar las pieza dental para no tener daños o fracturas más adelante. Generalmente se aplican en las muelas.
  • Uso de carillas dentales. Sobre todo con los dientes frontales y que se ven a simple vista cuando sonreímos.

Aunque no puedes evitar que ocurran accidentes, puedes cuidar tus dientes para ayudar a mantener el esmalte fuerte. Las formas de mantener los dientes sanos incluyen:

  • Buena higiene oral. Cepillarnos los dientes después de la comida y utilizar un dentífrico fluorado de 1450 ppm de flúor en adultos.

  • Evitar la ingesta de hidratos solubles y azúcares. Debes evitar bebidas ácidas como los refrescos carbonatados o bebidas energéticas.

  • Hacerte al menos una vez al año una limpieza de boca. Después de la profilaxis en tu clínica dental, puede que tu higienista dental u odontólogo aplique flúor en alta concentración para poner más fuertes tus dientes.

  • Evita utilizar tus dientes como herramientas para cortar cosas.

  • Si practicas un deporte de contacto o que puede haber, utiliza siempre un bucal.

  • En caso de bruxismo, utiliza una férula de descarga y acude a un profesional para ser tratado.

Si hay que quitar un diente por el daño, no te asustes. Hay varias maneras de reemplazar los dientes rotos y dañados.

A puente dental es una forma más permanente de llenar un hueco entre dos dientes sanos. El diente artificial se fija a los dos dientes vecinos mediante fundas. Suelen durar de cinco a diez años este tipo de prótesis, y sería una dentadura postiza fija.

Finalmente, puede considerar obtener implantes dentales. Estos se insertan en tu mandíbula, haciéndolos una forma fuerte y duradera de reemplazar tus dientes naturales. Sin embargo, son la opción más cara.

Conclusión

Si tu diente se astilla, rompe o agrieta, la buena noticia es que hay muchas maneras de salvar el diente y restaurar su función y apariencia. Los procedimientos de reparación de los dientes incluyen empastes, reconstrucciones y coronas.

Si tienes algún dolor o hay riesgo de que un borde afilado corte la boca, ve al dentista tan pronto como puedas. Incluso si no experimentas dolor, visita pronto al dentista para evaluar cualquier problema subyacente y evitar más daño en tu boca.

Recuerda que hacerse revisiones dentales regulares son realmente la mejor manera de identificar y tratar cualquier problema a tiempo, reduciendo así la necesidad de extracciones y dientes de reemplazo. Una buena higiene oral también ayudará a combatir las caries y las infecciones para que los dientes mantengan su fuerza natural.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp