Diazepam

El Diazepam es un medicamento perteneciente a la familia de las benzodiacepinas. Esta molécula, es utilizada en medicina para su prescripción en ciertas afecciones y patologías desde hace más de 70 años.

A pesar de su conocimiento y seguridad en la molécula, el diazepam es un medicamento sujeto a prescripción médica y debe ser utilizado bajo las indicaciones proporcionadas por el facultativo médico en todo momento. Además se debe tener especial cuidado en su uso combinado con otros medicamentos o sustancias.

Qué es el Diazepam

El diazepam es un medicamento que se utiliza para tratar la ansiedad, los espasmos musculares y los trastornos convulsivos.

Es una benzodiacepina, que es una clase de medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central para producir un efecto calmante. El diazepam puede tomarse por vía oral en forma de comprimido o líquido, o administrarse por vía intravenosa.

El diazepam puede ser muy eficaz para tratar ciertas afecciones, pero es importante tener en cuenta que los efectos secundarios habituales pueden incluir somnolencia, mareos y/o debilidad muscular. Además, siempre debes seguir las órdenes de tu médico cuando tomes este medicamento y nunca dejar de tomarlo bruscamente, ya que ello podría provocar síntomas de abstinencia.

El origen del Diazepam

Desarrollado por el Dr. Leo Sternbach de Hoffmann-La Roche en 1955, el diazepam es una benzodiacepina, una clase de fármacos utilizados habitualmente para tratar la ansiedad y el insomnio.

El uso del diazepam se aprobó por primera vez en Estados Unidos en 1963, y desde entonces se ha utilizado ampliamente para el tratamiento de la ansiedad, los espasmos musculares y los trastornos convulsivos.

El diazepam promueve la acción de un neurotransmisor llamado ácido gamma-aminobutírico (GABA) en el cerebro para ayudar a calmar los nervios y músculos hiperactivos. Esto puede reducir drásticamente los síntomas asociados a la ansiedad y los espasmos musculares, proporcionando un alivio muy necesario.

Es esencial que sigas las directrices de tu médico cuando tomes diazepam, ya que suspenderlo bruscamente puede causar síntomas de abstinencia. El diazepam suele tomarse por vía oral, en comprimidos o en forma líquida. Sin embargo, también es posible la administración intravenosa.

Para qué enfermedades está aprobado el uso del Diazepam

El diazepam puede ser un remedio beneficioso para numerosas dolencias, entre ellas:

  • Trastornos de ansiedad: El diazepam puede ayudar a reducir la ansiedad y mejorar el sueño en personas con trastornos de ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico y el trastorno de ansiedad social.
  • Espasmos musculares: El diazepam puede utilizarse para tratar los espasmos musculares y la espasticidad causados por afecciones como la esclerosis múltiple o las lesiones de la médula espinal.
  • Trastornos convulsivos: El diazepam se utiliza para tratar y prevenir las convulsiones en personas con epilepsia y otros trastornos convulsivos.
  • Insomnio: El diazepam puede utilizarse para ayudar a las personas a conciliar el sueño y a permanecer dormidas. Sin embargo, en general no se recomienda como tratamiento a largo plazo del insomnio debido al riesgo de dependencia y síndrome de abstinencia.
  • Abstinencia de alcohol: El diazepam puede utilizarse para ayudar a prevenir o reducir los síntomas de la abstinencia alcohólica, como temblores, alucinaciones y convulsiones.

Recomendaciones antes del uso del Diazepam

Antes de tomar diazepam, debe informar a su proveedor de atención médica si tiene alguna alergia, especialmente a las benzodiacepinas o a otros medicamentos. También debe informar a su proveedor sobre cualquier otro medicamento que esté tomando, incluidos los medicamentos recetados y de venta libre, así como suplementos y remedios a base de hierbas.

Es especialmente importante que informe a su proveedor si está tomando otros medicamentos que puedan causar somnolencia, como opiáceos, antihistamínicos o ciertos antidepresivos.

También debe informar a su proveedor si tiene o ha tenido alguna afección médica, como enfermedad hepática o renal, problemas respiratorios o antecedentes de abuso de drogas o alcohol.

El diazepam puede causar somnolencia y mareos, por lo que debe evitar conducir o manejar maquinaria pesada hasta que sepa cómo le afecta. También debe evitar beber alcohol mientras esté tomando diazepam, ya que el alcohol puede aumentar el riesgo de efectos secundarios.

Es importante que siga las instrucciones de su médico para tomar diazepam y que no tome ni más ni menos medicamento del que le ha recetado. Tampoco debe dejar de tomar diazepam de repente, ya que esto puede causar síntomas de abstinencia. Si tiene alguna pregunta o duda sobre el diazepam, consulte a su médico.

Sustancias y otros medicamentos que se deben evitar mezclar con el Diazepam

El diazepam y los siguientes medicamentos no deben tomarse juntos, ya que sus interacciones pueden causar efectos secundarios graves. Evita tomar diazepam con:

  • Otras benzodiacepinas, como alprazolam (Xanax) o lorazepam (Ativan).
  • Analgésicos opiáceos, como la oxicodona o la morfina.
  • Antidepresivos, como los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) o los antidepresivos tricíclicos.
  • Barbitúricos, como fenobarbital o secobarbital.
  • Alcohol u otros depresores del SNC (sistema nervioso central), como somníferos o relajantes musculares.
  • También debe evitar tomar diazepam con sustancias que puedan causar somnolencia o alterar el juicio, como la marihuana u otras drogas recreativas.

Antes de empezar un tratamiento con diazepam, es esencial que informes a tu médico sobre cualquier medicamento o sustancia que ya estés tomando. En caso de que no estés seguro de si un medicamento o sustancia adicional puede tomarse con diazepam, simplemente habla con tu médico o farmacéutico para asegurarte.

Efectos secundarios del Diazepam

Aunque el diazepam puede ser beneficioso para algunos, puede producir ciertos efectos secundarios no deseados. Las reacciones más frecuentes son

  • Somnolencia
  • Mareos
  • Fatiga
  • Debilidad muscular

Los efectos secundarios menos comunes del diazepam incluyen:

  • Boca seca
  • Visión borrosa
  • Cambios en el apetito
  • Estreñimiento
  • Dificultad para orinar

Si notas algún efecto secundario leve, informa a tu médico. La mayoría de las veces, las reacciones adversas del diazepam son leves y pueden ser tratadas por un profesional sanitario. Pero si aparecen síntomas más graves, como dificultad para respirar, dolor torácico o una reacción alérgica al tratamiento, ¡no tardes en buscar asistencia médica profesional de inmediato!

Para evitar la posibilidad de síntomas de abstinencia como temblores, irritabilidad y trastornos del sueño, es absolutamente esencial que sigas tomando diazepam según las instrucciones de tu médico. Si te sientes inseguro o tienes dudas sobre sus efectos secundarios, acude inmediatamente a tu médico para que te las aclare.

Sobredosis de diazepam

El diazepam sólo debe tomarse siguiendo las instrucciones de un profesional sanitario. No seguir estas instrucciones puede tener consecuencias peligrosas, que van desde la respiración dificultosa y la inconsciencia hasta la muerte. Es imperativo que nunca tomes más o menos de lo que se te ha recetado para tus necesidades individuales.

Si te preocupa que tú o alguien que conoces haya tomado demasiado diazepam, es crucial que busques asistencia médica sin demora. Los signos de una posible sobredosis pueden ser somnolencia intensa, desorientación, respiración superficial y falta de coordinación. En determinadas circunstancias, una sobredosis puede provocar una inconsciencia prolongada o incluso la muerte.

Aunque resulta complicado ingerir una dosis letal de este medicamento en seres humanos, si puede inferir en otros problemas derivados de su mal uso. La dosis tóxica para personas está considerada en 20 unidades de la dosis clínica prescrita.

Si sospecha que se ha producido una sobredosis, llame inmediatamente al 112 o al instituto nacional de toxicología de España al 91 562 04 20 (teléfono 24 horas). Es posible que le aconsejen que lleve a la persona al servicio de urgencias o que llame a una ambulancia. No intente hacer vomitar a la persona, ya que esto puede causar más daño.

El tratamiento clínico en hospital por intoxicación por benzodiacepinas incluye:

  • Medidas de soporte.
  • Lavado gástrico en primeras 2h.
  • Carbón activado en la primera hora.
  • Dosis tóxica: 20 dosis terapéuticas (lorazepam 100mg, Diazepam 500 mg).
  • Antídoto: flumazenilo 0,5 mg, máximo 2 mg. Perfusión: 2,5 mg en 250 ml SG 5% a pasar 18ml/h.

Es de suma importancia almacenar el diazepam y otros medicamentos de forma segura, lejos del alcance de los niños, así como eliminarlos adecuadamente para evitar una sobredosis involuntaria. Si tienes dudas sobre el uso seguro del diazepam, consulta inmediatamente a tu médico.

Referencias

  • Mandelli, Marinella, Gianni Tognoni, and Silvio Garattini. «Clinical pharmacokinetics of diazepam.» Clinical pharmacokinetics 3.1 (1978): 72-91.
  • Calcaterra, Nicholas E., and James C. Barrow. «Classics in chemical neuroscience: diazepam (valium).» ACS chemical neuroscience 5.4 (2014): 253-260.
  • Hillestad, L., et al. «Diazepam metabolism in normal man.» Clinical Pharmacology & Therapeutics 16.3part1 (1974): 479-484.
  • Greenblatt, David J., et al. «Rapid recovery from massive diazepam overdose.» JAMA 240.17 (1978): 1872-1874.