Tabla de contenidos

¿Buscas un dentífrico con sabor original para regalar o tal vez para cambiar?

Si estás buscando un dentífrico con un sabor diferente o simplemente original, hoy revisamos los dentífricos con sabores más originales que puedes encontrar. Sabemos que existen infinitas pastas de dientes con sabor a menta.

Pero ¿Por qué es tan complicado encontrar pastas de dientes con un sabor original?

¿Qué es un dentífrico dental?

Un dentífrico dental no es más que un jabón no tóxico que además de contener un agente espumante suele venir acompañado de flúor. El dentífrico dental nos ayuda en el cepillado de los dientes y está integrado en las pautas de higiene bucodental. No solamente nos ayuda a combatir la placa que forman las bacterias, si no que ayuda a remineralizar el esmalte de los dientes después de la ingesta de alimentos.

¿Quién inventó la pasta de dientes o dentífrico dental?

Desde la antigüedad el hombre ha utilizado distintos elementos para eliminar el sarro y la suciedad de los dientes. Materiales como la arena o la mirra eran utilizados por los egipcios. Carbón, tiza o pezuñas de animales han sido otros de los ingredientes utilizados por el ser humano para esta labor.

La primera versión de lo que conocemos como dentífrico dental en la actualidad, fue creada por un fabricante de velas y jabones llamado William Colgate hace ya más de 200 años. En un principio no eran más que unos polvos en un tarro de cristal. Se tardó más de 70 años en adaptar el tubo de un  pintura de óleo y cambiar la fórmula para crear el primer tubo de dentífrico dental.

La primera pasta de dientes o dentífrico dental se crea a finales de la década de 1950 tras comprobar los beneficios del flúor y su aplicación tópica en el esmalte de los dientes. También el flúor en los dentífricos dentales tiene una propiedad anti bacteriana.

Dentífricos con sabores originales 1

La historia siempre ha tenido algún que otro dentífrico con sabor original

Resulta increíble que hasta que Willian Colgate, un fabricante de jabones y velos no inventase la primera fórmula de pasta de dientes como tal, o existía la pasta de dientes como tal.

Y es que durante milenios las civilizaciones y culturas de todo el mundo han utilizado multitud de extractos e ingredientes para cepillarse los dientes. Materiales abrasivos como arena, mirra o el uso de aceites han sido muy común para el cuidado de los dientes.

Sin lugar alguna, los que se llevan la palma con los sabores originales de la pasta de dientes, son el Imperio Romano. En la antigua Roma una práctica habitual consistía en cepillarse los dientes con la propia orina. También, en vez de cepillo de dientes, se solía utilizar la pluma de algún ave de gran tamaño para la higiene oral.

dentrifico sabor original

Dentífrico Marvis sabor cardamomo, naranja y menta

1450ppm de flúor con un tubo y diseño clásico. Un sabor totalmente distinto en dentífricos dentales.

Dentífrico ROCS mango y banana

Fórmula muy líquida, además contiene nitrato de potasio, con su uso continuado disminuye la sensibilidad.

Vitis Ortho sabor manzana

Contiene cloruro cetilpiridineo y aloevera

 

Dentífrico sin flúor vegano sabor coco

Dentífrico sin flúor y sls.

Dentífrico con sabor a bacon

Si te gusta experimentar o probar nuevos sabores este puede ser un gran cadidato.

 

Colgate Naturals Extracts Limón

1000ppm de flúor con aceite de limón. Muy recomendables para niños.

 

Cupcake dentífrico

Otro dentífrico dental con original sabor a cupcake.

Dentífrico sin flúor vegano sabor lima y coco

Dentífrico natural, vegano, sin flúor, no contiene sls y tampoco sabores artificiales.

Dentífrico Marvis sabor tropical

1450ppm de flúor con un sabor bastante agrabale.

Pasta de dientes VCB de carbón activo y bambú sabor vainilla y chocolate  

 

Pasta con carbón activo y extracto de bambú con sabor a vainilla y chocolate.

 

KIN Junior sabor cola

Dentífrico dental con un original sabor a coca-cola.

Dentífrico Jack&Jill sabor grosella negra

No contiene lúor, no contiene sls, contiene caléndula y xilitol.

Entonces ¿Por qué no hay más dentífricos con sabores originales?

Básicamente por investigación de mercados y marketing. En algunos países los sabores de especias como la canela es una variante habitual en los sabores de las pastas de dientes e incluso en los chicles. Desgraciadamente, en muchos países, este tipo de sabor «dulce» no se relaciona con sensación de limpieza.

Es decir, un dentífrico con sabor a menta, aunque nos cepillemos la boca de  manera incorrecta, crea en nuestro subconsciente la sensación de que la boca está limpia. Además de que el sabor persiste por unas horas y se considera agradable para la mayoría.

También es complicado encontrar dentro de la variedad infantil pasta de dientes con sabor a fresa u otros sabores más atractivos para el público infantil. Sobre todo que puedan aportar los niveles óptimos de flúor recomendados.

Todo ellos se debe, al intentar evitar la ingesta de la pasta de dientes por parte de los niños, y eludir cualquier tipo de complicación. Estas complicaciones llevadas al extremo podrían causar fluorosis entre los más pequeños. Por ello no se recomienda comer pasta de dientes. Por ello, es recomendable no tener fácil acceso al dentífrico y supervisar el uso por los padres.

También hay que añadir que para llegar a una intoxicación por flúor un niño debería consumir varios tubos de pasta de dientes a la vez. La ingesta rutinaria de grandes cantidades es lo que podría derivar aun fluorosis a lo largo del tiempo. Por ello no debemos alarmarnos. 

 

¿Es recomendable el uso de dentífricos o pastas de dientes sin flúor?

Para una persona adulta (mayor de 6 años) y sin una recomendación específica de nuestro profesional dental, no se recomienda el uso de dentífricos dentales sin flúor. El uso de este tipo de dentífricos dentales puede favorecer la aparición de caries al no producirse remineralización en la estructura externa de los dientes

No es recomendable el uso de dentífricos sin flúor o con bajas concentraciones a no ser que nuestro odontólogo nos los haya prescrito por alguna razón concreta..

Estamos seguros de qué ya conoces otros dentífricos con sabores originales más allá de la menta. Recuerda que de vital importancia cepillarse los dientes al menos dos minutos después de cada comida. Si sigues teniendo dudas sobre qué tipo de cepillo de dientes debemos usar, sobre la pregunta si es mejor un cepillo manual o eléctrico.